Rosario de liberacion y sanacion

Libro del Rosario de la Liberación

Se recomienda recitar el Rosario de la Liberación para experimentar la liberación de diversas ataduras como el pecado, los poderes satánicos, los malos hábitos, la crisis financiera, los problemas familiares, etc. La Biblia dice: “Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre JESÚS, porque salvará a su pueblo de sus pecados” (Mateo 1:21) Jesús es el Salvador. Por lo tanto, el nombre Jesús no es una forma sustantiva solamente, sino que también es un verbo que denota una acción, lo que significa que cuando se pronuncia el nombre JESÚS se está proclamando y rezando “Que Dios me salve a mí y a todos los demás de nuestros pecados”.

Jesús dijo “En verdad, en verdad os digo que todo el que comete pecado es esclavo del pecado. El esclavo no continúa en la casa para siempre; el Hijo continúa para siempre. Por eso, si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres”. (Juan 8:34-36)

“Cuando se acercaba a Jericó, un ciego estaba sentado al borde del camino pidiendo limosna; y al oír pasar a la multitud, preguntó qué significaba aquello. Le dijeron: “Pasa Jesús de Nazaret”. Y él gritó: “Jesús. Hijo de David, ten piedad de mí” ……. y Jesús le dijo: “Recibe la vista; tu fe te ha curado”. Y al instante recibió la vista y le siguió glorificando a Dios; y todo el pueblo, al verlo, alababa a Dios. (Lucas 18: 35-43)

->  Partes del auto en ingles

Rosario de la liberación

Al anochecer, después de la puesta de sol, le llevaron a todos los que estaban enfermos o poseídos por los demonios.  Todo el pueblo se reunía a la puerta.  Curó a muchos enfermos de diversas enfermedades, y expulsó a muchos demonios, no permitiéndoles hablar porque le conocían.

Salve, Santa Reina, Madre de la Misericordia. Salve, nuestra vida, o dulzura, y nuestra esperanza. A ti clamamos, pobres hijos desterrados de Eva. A ti enviamos nuestros suspiros, lamentándonos y llorando en este valle de lágrimas. Vuelve, pues, clemente abogada, tus ojos de misericordia hacia nosotros y después de este nuestro destierro muéstranos el fruto bendito de tu vientre, Jesús. Oh clemente, oh amorosa, oh dulce Virgen María.

Rosario de la liberación youtube

Este es un libro de oraciones católico. ¡La Palabra de Dios sanando tu vida! Haz lo que hacen miles de personas en todo el mundo y proclama: “¡Jesús, ten piedad de mí!” Testimonios milagrosos que fortalecen tu fe. ¡Pruébalo! Tu vida será transformada por el poder del nombre de Jesús. Jesús vive y puede sanar, salvar y liberar.

->  Como crear un anuncio publicitario

En muy raras ocasiones, su libro puede tardar más en llegar que lo citado por razones inesperadas. Si hay algún problema con el pedido o el envío, por favor contáctenos de inmediato. Le aseguramos una respuesta en un plazo de 48 horas. Tenga en cuenta que la posibilidad de que se produzcan retrasos en el envío es mayor durante las temporadas de vacaciones.

Testimonios del Rosario de la Liberación

El Rosario de la Liberación viene de Brasil. Las personas que han sido liberadas envían sus historias de intercesión y se publican libros llenos de estas historias. Se puede encontrar una copia traducida de un libro en inglés en amazon.com. Los autores son Regis Castro y Maisa Castro.

Se recomienda recitar el Rosario de la Liberación para experimentar la liberación de varias ataduras como el pecado, los poderes satánicos, los malos hábitos, la crisis financiera, los problemas familiares, etc., Se dice en la Biblia “Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados” (Mateo 1:21).    Jesús es el Salvador. Por lo tanto, el nombre Jesús no es una forma sustantiva solamente, también es un verbo que denota una acción, lo que significa que cuando pronuncias el nombre Jesús estás proclamando y orando “Dios sálvame a mí y a todos los demás de nuestros pecados”.

->  Que son los efectos visuales

Jesús dijo “En verdad, en verdad os digo que todo el que comete pecado es esclavo del pecado. El esclavo no continúa en la casa para siempre; el Hijo continúa para siempre. Así que, si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres”. (Juan 8:34-36)

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad