Flipped classroom que es

Flipped classroom español

El Flipped Classroom es un modelo alternativo de instrucción que está ganando la atención de los educadores. Según The Flipped Learning Network, este enfoque pedagógico traslada la instrucción de un espacio de aprendizaje grupal a un espacio de aprendizaje individual. Este enfoque difiere del modelo tradicional de instrucción porque invierte el proceso de instrucción y transforma el aprendizaje en un entorno de aprendizaje interactivo que apoya el aprendizaje activo.

Este modelo puede poner patas arriba el mundo de un educador. En este modelo, el profesor guía a los alumnos mientras aplican los conceptos y se involucran de forma creativa en la materia. Un aula invertida da la vuelta a las clases y a los deberes. Los alumnos se centran en una clase o lección corta pregrabada o preparada de antemano en casa (para los deberes) y les da acceso directo a los conocimientos prácticamente en cualquier lugar y en cualquier momento. Durante la clase, el profesor tiene entonces libertad para centrarse en la aplicación de lo aprendido, tradicionalmente actividades y proyectos “para casa”, etc. Cuando se utiliza eficazmente, el profesor se convierte en guía, mentor y entrenador de los alumnos durante el tiempo de clase. El profesor es libre de interactuar con los estudiantes más a menudo y proporcionar una mayor instrucción individual. Los modelos invertidos permiten al profesor y a los alumnos aprovechar al máximo su tiempo y esfuerzo durante la clase. Esencialmente, este modelo da a los educadores más tiempo para apoyar a sus alumnos en el aprendizaje activo, reasignando el tiempo dedicado a la enseñanza y al aprendizaje. Según The Learning Network y otras fuentes notables, hay cuatro pilares de una clase invertida. Estos cuatro pilares incluyen un entorno de aprendizaje flexible, una cultura de aprendizaje, un contenido intencional y un educador profesional.

->  Microfonos de grabacion profesional

Flipped classroom deutsch

Para algunos, el flipped classroom se ha convertido en sinónimo de aprendizaje activo. Hay muchas maneras de incorporar el aprendizaje activo en los cursos, y el flipped classroom es sólo uno de esos métodos. Una clase invertida está estructurada en torno a la idea de que la conferencia o la instrucción directa no es el mejor uso del tiempo de clase. En su lugar, los estudiantes encuentran información antes de la clase, liberando el tiempo de clase para actividades que implican un pensamiento de orden superior.

Aunque el flipped classroom es una práctica que se lleva a cabo desde hace tiempo en ciertas disciplinas (aunque no se le dé ese nombre), el concepto despegó cuando los cambios tecnológicos facilitaron el acceso y la creación de materiales educativos. Este enfoque parte de la base de que no hay diferencia entre que un alumno escuche una conferencia individualmente y con otros alumnos en clase. Hay muchas maneras de que estas actividades se diferencien, y hay beneficios que la conferencia puede proporcionar, como la creación de una experiencia social, los estudiantes recogen las señales sociales de otros estudiantes. También hay estrategias que se pueden utilizar para que las clases sean interactivas (véase nuestra hoja de consejos sobre técnicas de clases interactivas).

Concepto de flipped classroom pdf

Un aula invertida es una estrategia pedagógica y un tipo de aprendizaje mixto, cuyo objetivo es aumentar el compromiso y el aprendizaje de los estudiantes haciendo que los alumnos completen las lecturas en casa y trabajen en la resolución de problemas en directo durante el tiempo de clase[1]. Este estilo pedagógico traslada al aula actividades, incluidas las que tradicionalmente se han considerado deberes. En una clase invertida, los alumnos ven conferencias en línea, colaboran en debates en línea o realizan investigaciones en casa, mientras trabajan activamente los conceptos en el aula, con la orientación de un mentor.

->  Papel para pintar con pastel

En la enseñanza tradicional, el profesor suele ser el líder de la lección, el centro de atención y el principal difusor de información durante el periodo de clase. El profesor responde a las preguntas, mientras que los alumnos se dirigen directamente al profesor para recibir orientación y comentarios. Muchos modelos tradicionales de enseñanza se basan en la presentación de lecciones individuales en forma de conferencia, limitando la participación de los alumnos a actividades en las que trabajan de forma independiente o en pequeños grupos en tareas de aplicación, ideadas por el profesor. El profesor suele desempeñar un papel central en las discusiones de clase, controlando el flujo de la conversación[2]. Normalmente, este estilo de enseñanza también implica dar a los estudiantes las tareas en casa de leer libros de texto o practicar conceptos trabajando, por ejemplo, en juegos de problemas[3].

Pros y contras del flipped classroom

El Flipped Classroom es un modelo de aprendizaje mixto en el que se invierten, o se “voltean”, las ideas tradicionales sobre las actividades de clase y los deberes.  En este modelo, los profesores hacen que los alumnos interactúen primero con el nuevo material para los deberes. A continuación, utilizan el tiempo de clase para discutir la nueva información y poner en práctica esas ideas.

->  Guion de un cortometraje

El mero hecho de invertir los deberes y las clases no significa que se estén aprovechando todas las ventajas del aprendizaje invertido. El verdadero flipped learning consiste en abrir el tiempo de clase y transformarlo en experiencias de aprendizaje prácticas, diferenciadas e incluso personalizadas.

Todo empezó en Colorado con dos profesores, Jonathan Bergman y Aaron Sams, que se dieron cuenta de que no había forma de hacer llegar los materiales a los alumnos que estaban enfermos. En 2007 empezaron a grabar sus clases y conferencias y las convirtieron en vídeos. Luego empezaron a utilizarlo en sus aulas, llamándolo “pretransmisión”.

Sin embargo, Jonathan y Aaron reconocen el mérito de Maureen Lage, Glenn Platt y Michael Treglia por su artículo titulado “Invertir el aula” por haber puesto en marcha las cosas en 2000. En ese momento, no había suficientes recursos o conocimientos en torno al concepto para que realmente ganara terreno. A partir de 2007, el concepto despegó de verdad. Varias escuelas empezaron a invertir sus aulas y el resto es historia.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad